Cómo preparar y aplicar el yeso proyectado

como preparar y aplicar el yeso proyectado

Cómo preparar y aplicar el yeso proyectado

Preparar el yeso proyectado y aplicarlo de manera correcta, es importante para así obtener los mejores acabados y resultados en general.

No olvidemos que esté tipo de yeso sirve para diversos propósitos: decorativos, preparación de paramentos en construcción y arreglo de paredes en edificaciones domésticas, industrias, instituciones y comercios.

Por otro lado, el yeso proyectado es un material muy económico y relativamente sencillo de utilizar, y además evita la pérdida de material en la obra de construcción.

En Yesoproyectado.es nos destacamos por ser una empresa de amplia experiencia en el sector y por eso queremos indicarte cómo preparar y aplicar el yeso proyectado.

Cómo preparar el yeso proyectado

En este caso, el yeso proyectado es un tipo de yeso de fraguado rápido, el cual posee un conjunto de agregados y aditivos con alta adhesividad, siendo muy utilizado para lograr excelentes acabados en amplias superficies y en el menor tiempo posible.

Para preparar el yeso, se requiere mezclar una parte de agua por tres cuartas partes de yeso. El tiempo de endurecimiento dependerá de la densidad de la mezcla que se haya utilizado.

No olvidemos que el yeso es un material que trabaja muy bien, siempre y cuando su aplicación no sea lenta.

Es por ello que, para el yeso proyectado se utiliza una máquina especial de alta velocidad para una aplicación muy rápida, evitando que se seque antes de tender. 

Adicionalmente, la medida del yeso se aplicará dependiendo de los requerimientos, pero normalmente hay que dejar que adquiera una consistencia ideal (ni muy blando ni muy espeso), 

En términos generales, el yeso proyectado se prepara de la siguiente forma:

  • Se procede a poner el agua en el recipiente. Recordemos que el agua debe estar completamente limpia (una proporción de 0,5 l de agua por cada kg de yeso).
  • Nunca debemos poner primero el yeso y luego el agua.
  • Luego que ya tenemos el agua en el recipiente, se procede a espolvorear el yeso sobre el agua de forma lenta, con la finalidad de ir verificando la consistencia de la mezcla.
  • No lo olvides, no se debe arrojar el yeso de forma brusca o muy rápida.
  • No se recomienda tampoco batir el yeso, simplemente hay que dejar que se hidrate con el agua.
  • Después que conseguimos la consistencia ideal y observamos que comienzan a salir pequeñas grietas, estamos listos para comenzar a trabajar.

Recordemos que, en este caso, las condiciones climáticas, el nivel de humedad y otros elementos, también pueden afectar el tiempo total para que el yeso proyectado esté completamente listo.

¿Cómo aplicar el yeso proyectado?

El yeso proyectado es un material que puede ser utilizado tanto para uso industrial como para la preparación en las paredes de las viviendas.

Recordemos que, en todos en todos estos casos, se utiliza el mismo material, pero con diferentes tiempos de secado si así lo deseamos.

Para las paredes

En el caso de la aplicación del yeso proyectado sobre las paredes, la consistencia de la mezcla dependerá de su uso: si es para tapar agujeros o grietas, recubrir paredes, por ejemplo. 

Es recomendable utilizar una llana y una espátula, ya que, para este tipo de usos, el yeso proyectado debe tener una textura cremosa algo líquida, pero sin que caiga en forma de gotas sobre la pared.

La ventaja de que el yeso sea algo líquido, es que se pueden hacer paredes texturizadas, y se pueden curar imperfecciones o grietas de forma muy sencilla y rápida.

Uso industrial

En este caso, el yeso se mezcla con fibra (papel, fibra de vidrio, asbesto o una combinación de estos materiales), agente espumante, plastificante y varios aditivos, lo cual puede reducir el moho, la inflamabilidad y la absorción de agua.

Posteriormente al proyectado se regularizará y alisará la superficie generalmente mediante una regla de aluminio. Esta regla debido a su bajo peso y su perfil permite realizar un trabajo rápido y sencillo a la hora de

 regularizar y alisar la superficie mediante una regla de aluminio de unos dos metros de longitud, cuyo poco peso unido a su especial perfil permite un cómodo y rápido manejo a la hora de conseguir una superficie plana.

Recomendaciones para la utilización del yeso

El yeso proyectado es un material sencillo de utilizar y el cual tiene múltiples aplicaciones, logrando así acabados y resultados excelentes en poco tiempo.

Pero, debemos indicar que es un material de secado muy rápido y que puede volverse piedra o tiza.

En ese caso, si estamos plastificando una pared, esto puede provocar rayas indeseadas o arruinar una superficie que ya esté totalmente lisa. 

Por otro lado, al momento de su utilización, las superficies deben estar muy limpias y sin polvo, de igual forma las herramientas que vayamos a utilizar.

También, si el yeso se aplicará sobre las paredes para alisarlas y no para repararlas, es clave que éstas se humedezcan un poco para hacer más fácil su aplicación (con la espátula o la llana).

Por último, también es importante recordar que el clima juega un papel importante al utilizar yeso proyectado. Recomendamos evitar plastificar durante el invierno, ya que las temperaturas muy frías pueden provocar grietas nada agradables.

Yeso Proyectado administrator

Leave a Reply